Mapa conceptual. Aprendizaje creativo.

Todo estudiante necesita saber qué y cómo estudiar, qué y cómo ordenar los conceptos esenciales, además de cuáles son las herramientas de las que dispone para ello. Estoy hablando de unas técnicas de estudio adaptadas, es decir, el mundo es mundo porque cada uno tiene sus peculiaridades a la hora de asimilar los conceptos y ello nos diferencia, es decir, una técnica de estudio personalizada.

En este caso, voy a tratar de explicar el qué, para qué y el por qué de la utilidad de un mapa conceptual.

Un mapa conceptual es una herramienta que ayuda a expresar de manera muy concreta las ideas, es decir, permite resumir en una palabra una amplia información y detectar, a su vez, los aspectos fundamentales de la misma. Con ello, estamos favoreciendo tanto la comunicación de pensamientos como el aprendizaje de los conocimientos que hemos estado recibiendo a través de diversas fuentes.

Además, si trabajas desde un plano creativo, puede resultar muy útil para deducir o predecir las posibles consecuencias de un hecho y las posibles soluciones a un problema. Un mapa conceptual es una herramienta muy personal, es como un traje a medida.

Un mapa conceptual, también llamado mapa mental, es una herramienta que ayuda a nuestro cerebro a realizar asociaciones de manera muy distendida. En el día a día del estudiante, ayuda a organizar y expresar las ideas, a comprender mejor las que se reciben y, además, a desarrollar el pensamiento crítico y la creatividad en la resolución de problemas.

Un mapa conceptual o mapa mental, al menos, debe contar con tres puntos esenciales:

  1. Una idea principal, la cual debe situarse en un lugar destacado y/o central.
  2. Las sub-ideas, es decir, aquellos temas importantes que ocuparán un lugar secundario.
  3. Los subtemas, los cuales derivan de los anteriores y que situaremos en un plano menor.
Español: Mapa conceptual sobre el sistema nerv...

Mapa conceptual sobre el sistema nervioso para 4º de primaria (Photo credit: Wikipedia)

Para elaborar el mapa conceptual es necesario partir de una idea  y, por ello, aquí anoto alguna pista para comenzar con la creación:

  1. Partir de una idea central.
  2. Variar el tamaño de letra, ramas, e incluso, de las imágenes y todo ello respetando la jerarquía.
  3. Organizar el espacio del que queremos disponer para elaborar el mapa conceptual, evitando de esta manera la limitación de las ideas que necesitamos expresar.
  4. Las fechas, líneas, colores, símbolos, e incluso, las imágenes que utilicemos, deben potenciar la asociación de ideas.
  5. Evitar el uso de frases cerradas y fomentar el uso de palabras clave, posibilitando de esta manera las asociaciones.
  6. Para favorecer la creatividad de nuestro mapa mental, es necesario hacernos preguntas y proporcionar la respuesta a la misma. Nuestro mapa será personal y de fácil comprensión para quien lo necesita, nosotros, pues este es “nuestro traje a medida”.

Para finalizar, tan sólo me queda animaros a ponerla en práctica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s