Un lugar para estudiar.

Siempre nos comentan que el lugar de trabajo es importante, pero .. ¿Qué condiciones requiere nuestra habitación para lograr un mayor rendimiento?. La respuesta es bien sencilla y para ello, tenemos que que la regla del ocho, es decir, ocho puntos a tener en cuenta:

  • Fijo.
  • Personal.
  • Aislado.
  • Ordenado.
  • Iluminación.
  • Ventilación.
  • Temperatura.
  • Mobiliario.
Cómo rendir al máximo.

Qué necesitamos para lograr un máximo rendimiento.

Fijo. Necesitamos crear un hábito de estudio y para ello, siempre que sea posible, debemos ocupar el mismo lugar de estudio. Se trata de hacernos a un lugar donde poder trabajar.

Personal. En este punto nos referimos a un lugar adecuado a las peculiaridades de cada uno, es decir, debe ser cómodo para el estudiante, pero sin distracciones. En la mesa de estudio y el espacio inmediato que rodea el área de estudio, no debemos encontrar nada que no vayamos a utilizar específicamente para el estudio.

Aislado. Con aislado me refiero a un lugar adecuado para la concentración, sin distracciones posibles en el entorno: conversaciones (llamadas telefónicas durante la hora de estudio), música (no es aconsejable estudiar con los cascos puestos, pues impide una adecuada concentración), ruido exterior (tv, conversaciones en habitaciones contiguas,…),..

Ordenado. Es de vital importancia tener preparado todo y, al alcance de la mano, todo el material necesario para la sesión de estudio. Con todo esto, lo que quiero decir es que cada objeto tiene su lugar y así poderlo localizar con rapidez cuando lo necesitemos, pues de esta forma ahorramos mucho tiempo buscando libros de texto, apuntes y material, inútilmente. Es un camino de tantos, para alcanzar una concentración adecuada.

Iluminación. Ni que decir tiene que es preferible la luz natural a la artificial y, la luz, debe entrar por el lado contrario de la mano con la que escribimos, con la intención de evitar hacer sombras. Además, debemos cuidar la intensidad de la luz y, para ello, en caso de ser artificial esta, lo más adecuado es una lámpara articulada de 60 W con tonalidad azul.

Ventilación. “Renovar o morir” y es que es muy importante renovar el aire de la habitación con cierta frecuencia para no sufrir los efectos de una mala ventilación: dolores de cabeza, mareos, malestar general, cansancio, sopor, …., y que provocarían un menor rendimiento en nuestro trabajo intelectual.

Temperatura. En verano, sobre todo, es un factor complicado de controlar, pero lo aconsejable es que oscile entre los 17 y 22 grados, según los estudios que se han realizado al respecto. El frío produce inquietud, nerviosismo; mientras que el calor, sopor e inactividad. Es muy importante tener una temperatura homogénea en la habitación.

Mobiliario. También es muy importante disponer de un adecuado mobiliario, recuerda que pasaremos largas temporadas de estudio en nuestra habitación. Lo ideal sería disponer de una mesa de estudio, una silla y una estantería, donde poder colocar libros, apuntes y material de estudio, de forma ordenada. Lo importante es propiciar una situación activa ante el trabajo de estudio, por lo que necesitaremos una mesa con la amplitud necesaria para disponer, de manera cómoda, todo el material de estudio, y una silla de respaldo recto.

Todo lo expuesto son sugerencias. Lo importante es intentar estudiar en las mejores condiciones posibles. ¿Te animas?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s