10 consejos para superar los exámenes finales.

A las puertas de finalizar la primera evaluación y tras, en muchas ocasiones, haber experimentado demasiados altibajos en el rendimiento escolar, llega el momento de dar ese gran último empujón a los tan trabajados apuntes de clase. En estos momentos a todo estudiante le asaltan demasiadas preguntas y las más comúnes son; ¿de dónde puedo conseguir más tiempo para estudiar? y ¿puedo dar más de mí?.Para dar respuesta a estas dos preguntas, basta con saber si cumplimos los diez pasos que a continuación detallo y es que si los cumplimos ni que decir tiene que vamos a poder superar esta primera prueba académica.

  • Conservar la calma. A la hora de un examen, en multitud de ocasiones, lo que nos pierde son los nervios y es que estos nos gastan muy malas pasadas, tales como quedarnos en blanco, no saber por qué pregunta comenzar,…Por ello, lo más importante es realizar ejercicios de relajación antes de estudiar e instantes antes de realizar un examen. Por cierto, realizar actividades físicas al aire libre puede resultar de gran ayuda para controlar y canalizar dicho nerviosismo.
  • Evitar las críticas y los mensajes negativos. La verdadera formación, dentro de cualquier campo, comienza con la responsabilidad y el respeto hacia uno mismo, es decir, no debemos mentirnos  diciendo que hacemos todo lo que podemos y no es así. Por ello, somos nosotros mismos los que tenemos que decidir por dónde ir en nuestra formación y qué camino escoger, hacernos críticas constructivas y procurar que los demás, los de nuestro círculo más íntimo, así lo hagan.
  • Transmitir mensajes positivos. Es muy importante tener confianza en nosotros mismos, es decir, debemos transmitir confianza y seguridad con el trabajo que hemos realizado. Recuerda que un mal resultado siempre se puede corregir.
  • Esfuerzo. Si te valoras a tí más como persona sin depender de las calificaciones obtenidas, tu confianza aumentará y gracias a ello también el rendimiento. Recuerda que lo más imortante es el esfuerzo que realizamos, nuestro trabajo diario, y ello no quiere decir que uno sea más o menos inteligente según la calificación obtenida.
  • Premios. No existe mayor premio que luchar por el aprendizaje de uno mismo y, desde luego, nada que ejerza más presión que ello. Debemos luchar por lo que somos y por aquello que deseamos alcanzar.
  • Evitar las comparaciones. Somos diferentes los unos de los otros, por eso el mundo es mundo, motivo por el cual cada uno tiene un ritmo de aprendizaje que depende de muchos factores. Por lo antes comentado, debemos evitar todo tipo de comparaciones con otros compañeros, vecinos, amigos o familiares, e incluso , con los propios padres.
  • Las notas no cambian lo que soy. La adolescencia es una etapa complicada y en ella, debido a las calificaciones, un dolescente puede sentir que no merece el cariño de sus padres si no es capaz de alcanzar el éxito. Este punto es muy importante, pues tenemos que asegurarnos de que el mensaje que le damos a nuestro hijo y también a los alumnos, es el de apoyo y el de que siempre podrá contar con nosotros.
  • Tiempo libre. Lo más importante en estas fechas de exámenes, es el tiempo que dedicamos al ocio. Hay que tener tiempos de ocio, muy necesarios para desconectar y cambiar de ambiente, salir y realizar otras actividades, a poder ser fuera de casa, con los amigos o con los padres, y hacer algunos descansos cortos para desconectar durante el estudio, como escuchar música, dar una vuelta por casa para beber un poco de agua,..
  • Costumbres. Tenemos que olvidar los maratones de estudio y todos los atracones a productos con cafeína o azúcar, pues estos rompen los ritmos y acaban provocando más cansancio y menos concentración. Lo importante es establecer unas costumbres y tiempos, y saber respetarlos.
  • Quitar importancia al examen. Es muy neceario bromear sobre la seriedad del examen y es que de esta manera, podremos relajarnos y no ir a este con los nervios a flor de piel. Saber que hay otras opciones u oportunidades ayudará a disminuir la presión, es decir, “no es el fin del mundo”.

Ahora, al igual que en anteriores ocasiones, espero haber podido aportar mi granito de arena a la labor de formación que todos y cada uno de los estudiantes realizan, y realizamos, a diario. ¡Ánimo!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s