El agua.

Cerca ya la estación gris del año, esa en la que el cielo se torna a dicho tonalidad y amenaza con días de lluvia, a todos en alguna ocasión, mientras a través del cristal de la ventana observamos y estudiamos el caer de esas diminutas gotas de agua, nos hemos hecho alguna que otra pregunta.Una vez más y, como en anteriores ocasiones, te proporciono una reflexión en la inmensidad de nuestro pensamiento. En esta ocasión, busco que te preguntes el por qué aún seguimos sin aprender ni aprovechar de los contínuos traspiés de la vida, pues en la naturaleza todo tiene un porque y, además, tiene un ciclo de tal manera que lo hace eficiente.Por ello, la siguiente curiosidad:“La velocidad máxima a la que una gota de lluvia puede caer es de 28 Km/h.”

¿Por qué no aprender del agua?, pues a pesar de las innumerables ocasiones en las que debido a la lluvia se encuentra en tierra, siempre es capaz de llegar a lo más alto, a su nube.

Anuncios

2 pensamientos en “El agua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s