¿Patinazos sobre el vidrio?.

Seguramente, en alguna que otra ocasión, te habrás preguntado el por qué no en todas las superfícies nos resbalamos y es que se tienen que dar una serie de condiciones para que ello ocurra. ¿Qué condiciones se deben de cumplir?, ¿dichas condiciones se cumplen para cualquier tipo de superfície?.Comenzaré diciendo que más que un efecto de la presión, según el modelo Clausius-Clapeyron, es el calor desarrollado por el rozamiento el culpable de la disolución de una fina lámina de agua entre la suela del zapato y la superficie helada. Ni que decir tiene que dicha lámina de agua actúa de lubricante, reduciendo a su vez el rozamiento, al que se debe enteramente la estabilidad del pie.

Por lo que, según hemos comentado antes, el deslizamiento se debe a la combinación de la fina lámina de agua y al calor desarrollado para que esta se forma, actuando en mayor o menor medida según las circunstancias concretas que se den.

En el caso de otros materiales, como por ejemplo el vidrio, no puede suceder nada semejante, a no ser que sobre su superfície encontrenos, de manera accidenctal una pequeña película de agua, provocada esta por otras motivos.

Y ahora, a resbalar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s