Inventos que marcan generaciones.

Hoy me ha asaltado una de tantas curiosidades que tengo al cabo del día y lo curioso de esta es el cómo, cuándo y por qué; mientras jugaba con mi hijo y debido a su pregunta. Dicho está: ¿cómo fue el inicio del tan conocido juego nacional, el futbolín?, ¿de qué fecha data? y ¿quién fue su inventor?….

Inventos que marcan generaciones.

Inventos que marcan generaciones.

En esta ocasión, voy a comenzar por el final, es decir, respondiendo la pregunta de quién fue su inventor y es que, pese a sus diferentes orígenes y pugnas por su invención, nació en España y a manos de un gallego. Alejandro Campos Ramírez, quien cambió su nombre a Alejandro Finisterre en honor a sus orígenes, fue quien patentó por primera vez, al menos tal como conocemos el juego en la actualidad. No obstante, cierto es que existían futbolines en los años 20 y 30, aunque estos eran artilugios de sobremesa, alejados del concepto actual.

El inicio de esta idea, comenzó con una pregunta de Alejandro Finisterre a sí mismo (si existe un tenis de mesa por qué no un fútbol de mesa), a la unión de sus dos pasiones (el fútbol y el tenis de mesa) y a una bomba al comienzo de la Guerra Civil Española. Decir que tras la explosión y durante su hospitalización en el Hospital Monserrat de Barcelona, observó como los niños mutilados en la Guerra Civil Española (1936-1939) habían perdido su oportunidad de jugar al fútbol y para ello, quiso remediarlo con uno de esos maravillosos inventos que marcan generaciones, el futbolín. El objetivo era facilitar, en la medida de lo posible, hacer realidad rodar el balón sobre el terreno de juego, aunque sus extremidades inferiores no se lo permitiesen, volver a sentir la emoción de cantar un gol.

Con respecto al cómo fue fabricado, decir que un carpintero vasco, Francisco Javier Altuna, fue quien ayudó a Alejandro a construir un prototipo que lo patentó en 1937 y sin embargo, la lluvia destruyó lo documentos en los Pirineos durante su huida hacia el exilio en Francia. La mesa, es decir, el campo de juego, se hizo con la idea del tenis de mesa y luego, pensó en los jugadores, a los que posteriormente se les incluiría barras de metal.

No obstante y pese a que el futbolín posee diferentes orígenes, paralelos o no, es el entretenimiento predilecto en bares, reuniones de amigos e incitador de apuestas por excelencia, además de mover a miles de aficionados a seguir pasando por debajo de la mesa.

Lo asombroso de este juego es que ha sobrevivido sin apenas modificaciones a lo largo del s. XX y ha marcado a generaciones. ¿Eres una de esas tantas generaciones marcadas por dicho invento?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s