Hablando de números y lo que estos pueden aportar.

Hoy quiero hablar de números, pero no de uno cualquiera sino aquellos que nos acompañan en la carretera o en cualquier calle, es decir, ¿cuándo se enumeraron las calles por primera vez?, ¿tiene alguna lógica dicha numeración?, ¿por qué en la autopista tras la “salida 47” no encontraré necesariamente la “salida 48”?.

¿Por qué en la autopista tras la “salida 47” no encontraré necesariamente la “salida 48”?

¿Por qué en la autopista tras la “salida 47” no encontraré necesariamente la “salida 48”?

Comenzaré diciendo que fue a finales del siglo XV cuando por vez primera, las calles de Pont de Nôtre Dame en París (Francia) fueron numeradas, es decir, es en este romántico lugar donde se originó la idea, aunque desde su origen el sistema de numeración ha ido variando en función del país.
La enumeración de las calles tiene su lógica, claro está que cada país tiene la suya, pero al menos en Europa esta es la de orientar al viandante hacia un punto central de la correspondiente ciudad o pueblo, o dicho de otra manera, las calles comienzan en relación de cercanía a un punto característico del casco urbano, como por ejemplo, el ayuntamiento, un río o el mar (muy común en el caso de las islas), situando en un lado los números pares (normalmente el derecho desde el comienzo de la calle) y los impares en el contrario.
Por cierto, como dato curioso indicar que no todas las calles del mundo tienen un portal con el número 13, al igual que no todos los edificios tienen un piso 13 y los aviones fila 13, pasando en estos casos del 12 al 14. Este fenómeno es ocasionado por una fobia milenaria hacia dicho número, llamada triskaidekaphobia o aversión al número 13.
Otra curiosidad. Si nos encontramos en Florencia, la numeración de las calles es algo más compleja, pues existe una numeración para las viviendas y otra para los comercios que sólo se diferencian en el color del número (el negro para las viviendas y el rojo para los comercios). Esto quiere decir que, en una misma calle, el número 15 negro (15 nero) y el número 15 rojo (15 rosso) no tienen por qué estar en el mismo edificio ni a la misma altura de la calle.
Si hablamos de autopistas y carreteras, la numeración de las salidas corresponden con el punto kilométrico. Es decir, la salida 27 está situada en el kilómetro 27, por lo que si estás en el kilómetro 15 te faltan 12 km para llegar a la salida 27, o bien, si te encuentras en el km 40 yendo en sentido contrario, te quedan 13 km. Por cierto, si hay varias salidas en el mismo punto kilométrico estás llevan letras, por ejemplo, la 27A, 27B,..
Para finalizar, tan sólo recalcar que todo lo comentado puede quedar en la mera curiosidad, pues no suele estar en los libros y por ello, para que no caiga en el olvido, lo mejor es circular por las carreteras o andar por las calles, ver que es cierto y disfrutar de un buen café mientras lo piensas. ¿Qué te parece mi idea?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s