Manias que tienen las cortinas de baño.

Ayer, fue un día curioso y es que estuve echando en falta la molesta manía que tenía la cortina de la ducha en pegarse al cuerpo, o al menos eso creo, porque la pregunta me asaltó mientras me duchaba…,¿por qué se pega al cuerpo la cortina de la ducha?..., ¡y eso ahora que la he cambiado por una mampara!.Cortina de bañoLo cierto es que tan pronto empieza a salir agua calienta, las cortinas se curvan hacia dentro y se pegan al cuerpo, lo gracioso es que hasta ese momento colgaban planas e inmóviles. ¿Por qué es tan cariñosa la cortina?¿quién tiene la culpa?.

La culpa es de la diferencia de presión existente a ambos lados de la cortina y es que el agua caliente, además de humedecer el aire interior, lo calienta, volviéndolo así más ligero. El aire caliente asciende y su posición pasa a ser ocupada por el aire más frío del otro lado de la cortina. Este aire, al desplazarse, ejerce presión sobre la cortina del plástico que se mueve hacia el chorro de agua caliente y esto hace que la cortina sea cada vez más cariñosa, es decir, se pegue a nuestro cuerpo.

Por cierto, cuanto más caliente sea el agua, mejor se observará el fenómeno y por el contrario, este será de menor intensidad con agua fría.
¿Prefieres a las cortinas en plan cariñoso o ya las has cambiado?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s