¡Ya no hay pan como el de antes!.

Recuerdo, con mucho cariño, todos los rituales que mi abuelo tenía y el que más, cuando cogía el pan y tras más de una mirada, como añorando tiempos pasados, decía eso de…“Ya no hay pan como el de antes” y a mí, casi de manera inmediata, me venía a la cabeza.., ¿por qué, hoy en día, una barra de pan se endurece mucho más rápidamente que antes?.

¿En qué se diferencia el pan de hoy en día al de nuestros abuelos?.

¿En qué se diferencia el pan de hoy en día al de nuestros abuelos?.

Pues bien, la culpa la tiene el tiempo, es decir, el tiempo de cocción, y el peso. El tiempo de cocción al que actualmente es sometido el pan es inferior al de tiempos pasados, es decir, a aquellos años donde el pan tomaba su tiempo óptimo para una adecuada cocción. Además, otro condicionante es que para su venta, en la actualidad, el baremo que la rige es el peso y antes era el tamaño de la pieza…., pero…¿y esto qué tiene que ver con que se endurezca más rápidamente?.
Al ser inferior el tiempo de cocción, el pan está menos cocido y debido a ello, el pan retiene un exceso de humedad que ayuda a que este pese más, obteniendo de este modo unas barras que están dentro del peso establecido, pero utilizando algo menos de harina. Los panaderos, en cambio, notan ese minúsculo ahorro, el de la menor cuantía de harina a la hora de elaborar el pan, cuando la producción alcanza cierto volumen.
Por cierto, ese exceso de humedad provoca que se endurezca y seque más rápidamente el pan de hoy en día, debido a que este aumenta con el vapor de agua del ambiente. No obstante, como curiosidad, indicar que también es este exceso de humedad la que hace que el pan, tras calentarlo durante un rato en el horno, lo volvamos a tener como si estuviera recién hecho.
En cuanto a trucos para poder alargar la vida del pan: es aconsejable guardarlo en el frigorífico (así el pan mal cocido retiene su exceso de agua inicial y se evita que tome el del ambiente), envolverlo en un trapo o bolsa de plástico, o bien, meterlo en un recipiente cerrado herméticamente (quedando así aislado de la humedad ambiente).
Y ahora, ¿prefieres que tome su tiempo o lo recalientas una y otra vez?. La verdad es que no hay mejor pan que el elaborado con su tiempo óptimo de cocción. ¿Te apetecen unas rebanadas de pan de pueblo?.

Anuncios

2 pensamientos en “¡Ya no hay pan como el de antes!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s