La ley del escalón.

Hoy, una vez más, he tropezado con ese escalón que tanto se me resiste y es que tiene un error matemático, el cual a mi cerebro no le da tiempo de corregir. ¿Sabes a qué me estoy refiriendo?.

La ley del escalón.

La ley del escalón.

A medida que subimos, o bajamos, por las escaleras, nuestro cerebro va registrando tanto la altura del escalón (contrahuella) como la longitud horizontal de este (huella) y calcula la pendiente, es decir, calcula el cociente de la huella entre la contrahuella, siendo este constante en todo el tramo de la escalinata.
Entonces, ¿por qué los tropiezos?. La respuesta es bien sencilla. La pendiente de la escalinata no está bien calculada y a nuestro cerebro le falta ese dato que desconoce, puesto que al encontrar el patrón a seguir no puede saber que, por ejemplo, en el escalón número treinta, la altura (contrahuella) o el tramo de longitud horizontal (huella), es distinto, es decir, no ha sido bien calculado en su construcción. Dicho de otra manera, no sigue la “Ley de Blondel” que establece una relación entre las huellas (longitud del tramo horizontal) y las contrahuellas (altura del escalón), la cual viene indicada en la fórmula:
2 contrahuellas + 1 huella = 64 cm
Y donde la relación ideal es de 18 cm de contrahuella y 28 cm de huella.
¿Quieres un caso práctico?. Imaginemos que deseamos construir unas escaleras que asciendan a una altura de cinco metros, 5 m, es decir, 500 cm. ¿Cuáles son los pasos que debo seguir para su construcción?.
Primer paso. Calcular el número de escalones (contrahuellas) que son necesarios y para ello, tenemos que dividir los 500 cm (los 5 m de nuestro ejemplo) entre 18 cm (medida de la contrahuella ideal).
500 cm / 18 cm = 27,77 (que redondeando, para no tropezar) = 28
Segundo paso. Ahora toca calcular la altura de cada contrahuella y para ello, dividimos los 500 cm entre el número de contrahuellas que hemos obtenido en el primer paso (28 cm).
  500 cm / 28 = 17,85 cm
Es decir, por ahora sabemos que para construir nuestras escaleras que nos van a llevar a 5 metros de altura, estas deben tener 28 escalones y, cada uno, con una altura de 17,85 cm.
Tercer paso. Tan sólo queda calcular la longitud del tramo horizontal del escalón, es decir, la huella, y para ello, sustituyendo en la “Ley de Blondel” obtenemos que:
2 contrahuellas + 1 huella = 64 cm
, es decir,
2 (17,85 cm) + huella = 64 cm , por lo que, huella = 64 cm – 2 (17,85 cm) = 28,3 cm
Y, por último, ¡a coger el material para la obra! Por cierto, hazle caso a los resultados obtenidos, más que nada para no tropezar y eso quiere decir que, en nuestro ejemplo, tenemos que construir 28 escalones con una huella de 28,3 cm y de 17,85 de contrahuella.
¿Te atreves a construir tus propias escaleras ahora?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s