Origen de “dar la lata”.

Cuando un niño es muy revoltoso y está a punto de colmar nuestra paciencia, es en ese instante cuando le decimos eso de “deja de dar la lata”. Esta expresión es más bien usada por nuestros abuelos y a día de hoy, aunque parezca mentira, está llegando casi al desuso y sustituida por otras.

Niño, "¡deja de dar la lata!".

Niño, “¡deja de dar la lata!”.

Lo cierto es que nuestros abuelos, y mayores, siempre utilizan expresiones que tienen un incierto origen y más aún, son poseedoras de alguna anécdota. ¿Cuál es el origen de la expresión “dar la lata”?.

Recuerdo, con cierta añoranza, cuando le hice la pregunta a mi abuelo. Me contestó con dos pequeñas historias, alegando el no saber muy bien cuál de las dos era más cierta y dejándome caer que con casi seguridad, ambas tendrían la respuesta correcta al origen de “dar la lata”.

Allá por el siglo XVII, comenzó diciendo mi abuelo, los soldados más veteranos y por ello más ancianos, ya retirados del servicio, solían visitar los despachos de sus superiores en busca de alguna compensación económica por todos los servicios prestados y las secuelas que estos le dejaron en sus ya ancianos cuerpos. Cuando visitaban dichos despachos, llevaban consigo una lata donde tenían guardados, con mucho mimo, los papeles que acreditaban todas sus hazañas y el buen servicio que habían prestado a su patria. De ahí el origen “dar la lata”, pues estos ancianos soldados tenían que recorrer muchos despachos (con su lata) para poder conseguir alguna pensión que les permitiese vivir en aquellos años tan inciertos.

Otra versión de la historia, nos lleva hasta las antiguas cárceles españolas y donde mi abuelo me recalcaba que antiguamente no existían las condiciones de salubridad de las que hoy podemos disfrutar en todas las instalaciones, pues incluso en las casas no había cuarto de baño y es que era comunitario. Todo este tanto recalcar era para comentarme que allá por el siglo XVI, en las cárceles, los presidiarios compraban un licor hecho a base de las sobras de varios vinos y que este licor se compraba por latas a muy bajo precio, es decir, la unidad de medida que utilizaban era la lata. El inconveniente de este licor es que le provocaba una gran borrachera a los presos y como consecuencia de ello, esto se traducía en alboroto y grandes altercados, los cuales eran bastantes molestos para el resto de presos y el personal de vigilancia.

Y ahora me toca “dar la lata” un poco y es que el blog es uno de los finalistas en los “Premios a los mejores blogs temáticos 2015″, es decir, ahora otra vuelta de votaciones y para ello, hay que hacer clic en http://www.educa.net/finalistas-educacion-2015/ , buscar el blog “lanubedospuntocero.wordpress.com” y clicar en el botón de voto (donde hay un dibujo de un pulgar levantado). Espero tu voto, gracias.

Anuncios

Un pensamiento en “Origen de “dar la lata”.

  1. Pingback: ¿Un simple acto reflejo?. | La nube dos punto cero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s