¿Sabes por qué …?

Unas ocho veces de media y, aproximadamente, unas 240.000 a lo largo de nuestra vida, lo sentimos y padecemos. Me refiero al acto de bostezar y es que no es tan solo una declaración de amor hacia la cama, resulta contagioso, e incluso, puede saltar de una especie a otra. ¿Por qué bostezamos?¿por qué al ver a otro bostezar nosotros también lo hacemos?¿qué especies y por qué bostezan?.Bostezo

Lo curioso de este gesto tan peculiar es que está aceptado por nuestra sociedad y aunque los científicos han propuesto hasta veinte hipótesis distintas para explicar el porqué, las más extendidas son las de la ciencia popular. Se dice que es debido al sueño, al cansancio y además, que puede ser provocada por el hambre. Algunos, los más pícaros, también lo achacan a una respuesta sexual pero…, si en el transcurso de una cita observas que la otra persona bosteza, lo más sencillo es pensar que le estás aburriendo. No obstante, que nadie se avergüence, bostezar es algo natural.

Todos coinciden, desde los estudios meramente anecdóticos hasta los más concienzudos, en que “el bostezo es un mecanismo de refrigeración cerebral”, es decir, no es muy diferente al de la función del radiador en el motor de un coche. La explicación es bien sencilla; la inhalación lleva aire renovado a nuestras cavidades (oral y nasal) irrigadas por numerosos vasos sanguíneos que al contraerse con el brusco gesto de la apertura de las mandíbulas, inyectan un mayor caudal de sangre en la caja craneal y además, la sangre se ha templado al entrar en contacto con el aire inhalado (aproximadamente a 37 ºC).

Por cierto, el bostezo es amigo íntimo de los ritmos circadianos (el reloj biológico) quien regula la temperatura del cerebro, aumentando esta hacia el atardecer y disminuyendo al mínimo durante el sueño. Por ello, cuando despertamos, se enciende la calefacción de nuestro cerebro, donde el bostezo se encarga de regular el termostato.

Y aún hay más. Existe una fuerza irrefrenable que nos hace abrir la boca cuando vemos a alguien bostezar. No es que estemos a punto de tener una brillante idea y nos dispongamos a abrir la boca para comentarla, tan sólo se debe al aumento del dióxido de carbono que se encuentra en el ambiente, sobre todo en los lugares cerrados y con mucha gente, motivo que hace repetir el gesto para adecuar la temperatura de nuestro cerebro. Además, si la temperatura ambiente ronda los 20 ºC, no sólo favorecerá el bostezo sino que también su contagio.

¿Qué especies y por qué bostezan?. Podríamos pensar que al tratarse de un mecanismo de regulación térmica, tan sólo estaría presente en los llamados animales de sangre caliente u homeotermos (mamíferos y aves),  y no en los poiquilotermos o de sangre fría. Nada más lejos de la realidad y es que el bostezo no es tan sólo una coordinación grupal, que comparten todas las especies, como señal de alerta para el relevo de la vigilancia. Los animales de sangre fría, al carecer de mecanismos internos para regular su temperatura corporal necesitan, sin lugar a dudas, del bostezo para el enfriamiento.

Termino diciendo que, durante la redacción de este artículo, he bostezado más de la media establecida. No ha sido una declaración de amor. Ni por contagio alguno, pues no hay nadie alrededor. Tampoco por aburrimiento y mucho menos, por lo otro. Quizás sea debido a que está lloviendo y la temperatura ronda los 20 ºC. No obstante, si bostezas al leer este artículo, por favor, no me lo digas.

Anuncios

2 pensamientos en “¿Sabes por qué …?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s