De la curiosidad al hábito.

Resulta raro que siendo como soy y disfrutándolo tanto como lo hago que no haya escrito aún sobre ello. Cierto, no lo niego, soy muy cafetero y los que me conocen, lo saben. Por ello, cada mañana no sólo disfruto de su aroma sino también de su saber y es que el café…

¿Cómo pedir el café en Marbella, Málaga?.

¿Cómo pedir el café en Marbella, Málaga?.

Como de costumbre y antes de salir el sol, lo primero que hago es tomar una gran taza de café y mientras me sumerjo en el aroma que desprende, le cuento a mi hijo las mil y una leyenda que rodean a esta curiosa bebida. ¿Cuál es el origen del café?¿por qué lo tomamos?¿aporta algún beneficio su consumo?.

No nos confundamos, aunque antiguas leyendas sobre el cultivo y costumbre de tomar café provienen de Arabia, la planta del café es originaria de la antigua Etiopia.

La leyenda.

Según cuenta la leyenda, un pastor llamado Kaldi observó que sus cabras se comportaban de una forma muy extraña tras comer el fruto y las hojas de un cierto arbusto. Las cabras se encontraban muy enérgicas y llenas de vida, motivos que le empujaron a probar las hojas. Kaldi no quiso esperar más y llevó algunos frutos y hojas a un monasterio cercano donde le contó al Abad lo sucedido y movido este por la curiosidad, hizo una infusión de estas. El resultado de dicha infusión fue una bebida muy amarga que tiró de inmediato al fuego, pero cuando el fruto del arbusto cayó a las brasas y comenzó a hervir, las arvejas verdes que tenían en su interior desprendieron un delicado y delicioso aroma que le hizo replantear el cómo obtener la bebida, es decir, el Abad comenzó a elaborar la bebida basándose en el fruto tostado (siendo así hasta nuestros días).

¿Por qué tomamos café?

La mayor parte de la gente cree que es debido al efecto estimulante que produce la cafeína en el organismo, nada más lejos de la realidad. ¿Y si te digo que el café es más saludable que perjudicial?.

La cafeína es parte de la vida moderna y con ella no paran de llegar mensajes negativos de su consumo, tales como su efecto: hipertensivo, agrinóptico (provoca insomnio), adictivo y tremorigénico (temblores, sólo en casos de dosis elevadas).

No obstante, un buen café nos puede aportar muchos más beneficios de los que pensamos, por ejemplo: diuréticos, estimulantes (incrementa la función del corazón y los pulmones), euforizantes, broncodilatadores, coronario dilatadoras, vasodilatadores, antioxidantes (previene la oxidación del organismo por parte de los radicales libres y por ello, retrasan su envejecimiento), coleréticas (estimulan la producción de la bilis)…

Resulta curioso que este alcaloide, la cafeína, producido por las plantas para luchar contra el ataque de muchos organismos vivos, tales como insectos u otras plantas, sea  consumido a lo largo de todo el planeta.

¿El café es sólo cafeína?

Es bastante asombroso pero, salvando la variedad del café y el grado de tostado, son más de mil sustancias químicas distintas las que lo componen, incluyendo: aminoácidos y otros compuestos nitrogenados, polisacáridos, azúcares, triglicéridos, ácido linoleico, diterpenos (cafestol y kahweol), ácidos volátiles (fórmico y acético) y no volátiles (láctico, tartárico, pirúvico, cítrico), compuestos fenólicos (ácido clorogénico), cafeína, sustancias volátiles (sobre 800 identificadas de las cuales 60-80 contribuyen al aroma del café), vitaminas y minerales. Y otros componentes, como las melanoidinas, derivan de las reacciones de pardeamiento (reacción que da lugar a la coloración marrón o parda de la superficie de alimentos) no enzimático o de la caramelización de carbohidratos que ocurren durante el tostado. Y todo ello para proporcionarle el aroma y sabor que lo hacen único.

Dicho esto, recuerda disfrutar de una o dos tazas de café al día y si puede ser en buena compañía, mejor que mejor. Por cierto, déjame las otras dos tazas de café a mí. ¿Te apuntas?.

Anuncios

2 pensamientos en “De la curiosidad al hábito.

  1. Yo me pido en mi tierra una manchada. Aquí en Madrid no sé por qué, me ponen una taza de desayuno. En andalucía una manchada se sirve en taza pequeña.
    Todo correcto si no te pones azúcar en el café. El azúcar es perjudicial.
    Por lo demás la cafeína ayuda a quemar grasas. Por otro lado la cafeína actúa como estimulante del SNC en las personas, pero… no en todas!

    • Hola, Kris.
      Con respecto a lo que me comentas del azúcar, cierto es que en exceso es malo y eso ocurre con todo, pero su ingesta controlada es muy importante para el metabolismo cerebral. Es decir, nuestro cerebro constituye el 2% de nuestro peso corporal y aún así, los procesos que consumen energía para asegurar su adecuado funcionamiento, dan cuenta del 25% del total de la glucosa utilizada en el cuerpo y casi el 20% del consumo de oxígeno de todo el organismo, es decir, cerca de 160 Umol/100 g de peso de tejido corporal. Además, con un flujo global de 57 ml/100g/min, el cerebro extrae (aproximadamente) el 50% del oxígeno y el 10% de glucosa de la sangre arterial, motivos por los que una correcta ingesta de azúcar es beneficioso. No obstante, el problema lo tenemos (hoy en día) en todos los productos procesados y es que contienen demasiados azúcares.
      En cuanto al café, es preferible el natural frente al mezcla y ello es debido al proceso de tueste. No obstante, también hay que tener en cuenta el tipo de café, es decir, por ejemplo, entre Robusta y Arábica, el primero contiene el doble de cafeína. Además, también tenemos que tener en cuenta el cómo, es decir, el método define la extracción, ganando el proceso sin filtrar (tipo expresso) frente al filtrado o goteo (tipo americano).
      Y por último, con respecto a la dosis adecuada y segura de cafeína, según las últimas investigaciones llevadas a cabo en dicho campo, 3 mg/Kg de peso/día y hasta 400 mg/ día se considera segura, siendo a partir de los 600 mg donde podría comenzar la meseta en sus beneficios e inicio de efectos secundarios y ya, a partir de los 2000 mg donde comenzaríamos a hablar de efectos por sobredosis. No obstante, habrá días que se consuma más y otros menos café, aunque siempre es más que aconsejable su consumo y no el exceso, y por ello, podríamos hacer la cuenta del cuánto ingerimos sabiendo que el café expresso procesado por filtrado (el que conocemos como de máquina) tiene algo más de 80 mg de cafeína por cada 50 ml.
      Por cierto, yo me pido un café largo. 🙂
      Un saludo y una vez más, gracias por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s