Una hormona llamada “sueño”.

Pasamos entre el 25%  y 30% de nuestra vida durmiendo y aunque pueda parecernos un tiempo perdido, nuestro cuerpo lo necesita. Los más pequeños de la casa, los bebés, son los que más tiempo duermen, entre 14 – 15 horas al día y a medida que envejecemos necesitamos menos horas de sueño, hasta llegar a las 7 – 8 horas tan comentadas por los especialistas. ¿Existe alguna explicación para este fenómeno?¿sólo es a medida que se acerca la noche?.cama-deshecha

Lo curioso es que no sólo importan las horas que invertimos sino que además deben hacerse por la noche.

La respuesta se encuentra en una hormona que regula nuestro “reloj biológico”, es decir, en la melatonina o N-acetil-5-metoxitriptamina. Esta hormona natural cuya concentración en nuestro organismo varía en función del ciclo diurno-nocturno, es la encargada de indicar cuándo hay que dormir. Pero…¿quién la sintetiza?

La melatonina constituye el principal producto de la glándula pineal y al ser sintetizada sólo en la oscuridad, hace que sea considerada como “la hormona del sueño”. Además, su función principal es la de diferenciar las funciones de nuestro organismo en el ciclo vigilia-sueño. No obstante, esta hormona es considerada un inductor, es decir, nos ayuda a conectar con el sueño, de forma natural, sin alterar el patrón fisiológico de fases del sueño y de ahí la importancia que tiene en la calidad de este.

Aún los científicos persisten en sus estudios de cómo se organiza nuestro cerebro mientras dormimos y, hasta el momento, tan sólo han alcanzado a dilucidar que durante el sueño, el cerebro aprovecha para clasificar y almacenar la información, además de reabastecer las sustancias químicas necesarias, tanto precursoras de este como las vitales de nuestro organismo, y.., también lo aprovecha para resolver problemas.

Es tan importante tener un sueño reparador que, por ejemplo, por una noche sin dormir, el malhumor y la torpeza se adueñan de nosotros. Imagínate dos noches sin dormir, en este caso no podríamos pensar con claridad y además, serias dificultades para realizar las tareas más cotidianas. Y si nos ponemos en cinco días sin dormir, aparecerían las alucinaciones y finalmente, la imposibilidad de que el cerebro proporcione indicaciones adecuadas al resto del cuerpo. Es decir, el cerebro necesita un tiempo en la cama y dormir.

¿Cómo andas en niveles de melatonina?¿eres de los que duermes en cualquier rincón?..

Anuncios

4 pensamientos en “Una hormona llamada “sueño”.

    • Antes de nada, agradecerte el comentario realizado y la lectura del post.
      Y, por otro lado, comentarte que siempre tienes tiempo de hacer las paces con tu “hormona del sueño”..jeje..
      Un saludo y espero volver a verte por mi blog.

  1. Y es importante no sólo la cantidad de sueño sino la calidad del mismo. Hay que entrar durante el sueño nocturno no sólo en fase NREM sino también en fase REM. Las ensoñaciones ( llamadas “sueños”), se producen sólo en fase de sueño profundo.
    Otra cuestión curiosa es que hay gente que sueña en colores y gente que sueña en blanco y negro.

    • Hola, Kris.
      Cierto, no es sólo importante la cantidad de sueño sino que también la calidad del mismo y es que este depende no sólo de la edad y el saber o no desconectar del trabajo, también de: la alimentación, cultura y país en el que vivimos, la presión social y, lo más importante, de la no armonización con nuestros ciclos biológicos ni con la luz solar.
      Un saludo y una vez más, gracias por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s