¡Existe una pastilla que cura el desamor!

Todos lo hemos padecido en alguna etapa de nuestra vida y aunque en la adolescencia es más doloroso,… ¿cómo olvidar esos momentos donde nos han roto el corazón?. Puedo afirmar, casi con total seguridad, que en más de una ocasión hemos escuchado eso de: “te quiero como amigo/a”, “no eres tu, soy yo”, “ahora no estoy listo/a para dar el paso”, “quizás más adelante”…, pero estas palabras se convierten, literalmente, en dolor. ¿Es cierto el dolor que sufrimos con el desamor?¿el desamor duele?.corazon-roto

Desesperación, impotencia por la pérdida, lágrimas a más no poder, estómago revuelto,…, y los sentimientos rotos en mil pedazos, al igual que nuestro corazón. Dicho de otra manera, nuestro cuerpo percibe el desamor como si se tratara de un dolor físico y es que, en más de una ocasión, los especialistas en neuropsicología, comparan el amor con las drogas y el desamor con el síndrome de abstinencia.

Cuando estamos enamorados se activan los mismos centros de recompensa neurológicos que, por ejemplo, la nicotina o el alcohol y por ello, cuando llega la ruptura amorosa padecemos su abstinencia, es decir, no podemos conseguir esa “dosis de amor” que tanto necesitamos. Podríamos decir que el amor tiene su “propia hormona”, la oxitocina, la cual estimula el centro de recompensa y además, “la hormona del placer”, es decir, la dopamina, quien activa los circuitos que crean el deseo por llenarse de amor de la otra persona. El problema llega con la ruptura sentimental, nuestro cuerpo sufre la abstinencia y a medida que los receptores del dolor se activan, caemos bajo un torbellino de sentimientos encontrados, a cada cual más doloroso.

 Pero…, ¿por qué decimos eso de ..”se me ha roto el corazón”?. La respuesta está en el ritmo cardíaco y es que al sufrir el desamor, este se detiene de manera tan evidente que, literalmente, sentimos como si nuestro corazón se estuviera rompiendo y aún así, sus síntomas tienen tratamiento.

Científicos del campo de la neuropsicología, en 2010, observaron que el acetaminofén o paracetamol podía reducir el dolor ocasionado por el desamor o rupturas de amistades entrañables, al actuar en la misma área del cerebro donde se activa el dolor físico.

Y …, aunque ninguna pastilla reparará la herida ocasionada por el desamor, la cual irá sanando con el tiempo y no en su totalidad, es recomendable no utilizar analgésicos (tal y como indican los especialistas) para poder aprender de estas tan amargas experiencias y que muy a pesar nuestro, son necesarias para poder encontrar el verdadero amor. ¿Has encontrado el amor verdadero?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s