Más de 60 años y como el primer día.

No todos los inventos ni descubrimientos se llevan a cabo en un garaje, otros han tenido lugar en un bar y además, en el transcurso de una conversación a la hora del café matutino. Lo más curioso de este invento es el evitar que millones de personas sufrieran (y sufran en la actualidad) enfermedades como: bursitis en las rodillas, artritis, artrosis, lesiones por astillas, infecciones, hongos en las uñas y el deterioro de las manos. ¡Y encima, su inventor es español! ¿Sabes de qué invento hablo?

Anuncio del periódico ABC de la época.

La aljofifa, como es conocida en Andalucía, o fregona, como es reconocida mundialmente y a quien su inventor la nombró como lavajuelos, fue un invento de café.

Manuel Jalón Corominas, mientras tomaba un café con su amigo Emilio Bellvis, observó el duro trabajo que realizaba una mujer al limpiar el suelo de dicha cafetería y es que por aquel entonces se realizaba de rodillas. ¿Y por qué no hacer que dicho trabajo sea menos tedioso?

Este ingeniero aeronáutico zaragozano, en 1956, dijo eso de..¿y por qué no poner tiras de algodón sujetas a un palo a modo de mango?.  Dicho y hecho. Pero en dicha época los materiales con los que comenzó a fabricarla resultaban complicados de localizar y por ello, los cubos sin galvanizar se fabricaban en Barcelona, Manuel les soldaba unas determinadas piezas en Zaragoza, los galvanizaba en Manresa y de vuelta a Zaragoza para su venta. No obstante, donde tuvo más dificultades fue en encontrar el algodón torcido que necesitaba para la propia fregona, el cual mediante una pinza y muelle se fijaba al palo, y es que este se deshilachaba con facilidad.

Dicho invento tenía un aliciente más y es que, Manuel, siempre supo atender todas y cada una de las impresiones que le facilitaban aquellos quienes la utilizaban, pudiendo así perfeccionarlo y atender las necesidades para las que su invento fue destinado. Por ello, en 1959 sustituyó los rodillo destinados para escurrir el algodón por  un embudo con múltiples agujeros, la forma del cubo fue rediseñada en 1965 y no olvidemos la llegada de la era del plástico.

Y ya en la era del plástico, Manuel no ha dejado de inventar, pues la jeringuilla de plástico desechable y las cubiteras de hielo también son inventos suyos.

¿Sabías que la primera fregona fue vendida en Lérida por 395 pesetas (unos 2,4 € de los actuales)?¿y que para venderla hacían demostraciones del cómo utilizarla?

No obstante, a pesar de la edad que tiene, me refiero a la fregona, es decir, más de sesenta años, sigue trabajando como el primer día. ¿Verdad?.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s