Cebolla = llorar

En más de una ocasión, seguro que te has puesto a llorar como un descosido y sobre todo, al cortar una cebolla. Lo cierto es que eso de cortar una cebolla no tiene nada de triste y mucho menos para echarse a llorar, aunque hay cebollas y cebollas. Entonces… ¿por qué?. Y si te digo que el culpable es la química, me preguntarás eso de… ¿qué papel juega la química en este hecho?.

Foto de costanzimarco.

Pues bien, la química juega un papel muy importante en la lágrima fácil de la cebolla y es que está muy presente. Te voy a detallar un poco más. Cuando comenzamos el periplo con la cebolla, el picor y el fuerte escozor hacen que nos frotemos los ojos y a llorar sea dicho, incluso antes de frotarlos con desesperación. Pero…, la culpa la tienen los ácidos y es que están presentes en nuestro día a día  más de lo que nos podamos imaginar, aunque no siempre tan peligrosos  como puedan parecer.

La cebolla contiene, dentro de sus diminutas células, depósitos de trióxido de azufre que al cortarse es liberado en forma de gas y, como nuestros ojos están recubiertos de una fina lámina acuosa (lágrimas), se disuelve dando lugar al ácido sulfúrico. El contacto de nuestros ojos con este  ácido es el que provoca el picor, el fuerte escozor y culmina con las lágrimas recorriendo nuestras mejillas como si de un drama se tratase.

No obstante, además de por los ojos también la nariz juega un papel importante en este desconsolado drama, pues la alinasa (aceite esencial sulfurado) que se desprende (muy volátil) también es captada por la nariz (al respirarla) y el drama continua.

Y…¿quién no ha oído mil y un método para evitar el llanto?. Lo cierto es que hay pocos de estos que funcionan y para que esto suceda, es la química quien además de proporcionarnos el drama también nos aporta la solución. Es decir, para evitar en la medida de lo posible la emisión de este gas, es aconsejable que las cebollas que se vayamos a cortar estén bien frías y es que con éste método, el gas es menos volátil y, normalmente, no se desprende o se desprende mucho menos.

Pues bien, ya sabes que para evitar el llanto tienes que enfriar la situación….Por cierto, ¿eres de la lágrima fácil al cortar la cebolla?

Anuncios

2 pensamientos en “Cebolla = llorar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s