El secreto de un faquir.

Cuando uno es pequeño, la imaginación vuela muy alto y los viajes que realiza tanto más lejanos, pues esta es una edad donde las respuestas se encuentran en la fantasía. No obstante, llega un momento donde el tiempo pasa factura  e intentamos dar respuesta a todo sin fantasía alguna.

Autoría de Barescar (galería de pixabay).

Ayer, viajé en el tiempo y, junto a mi peque, los dos con la misma edad, disfrutamos de la fantasía de¡Cómo que un  faquir se tiende en una cama llena de clavos y no le pasa nada!. Sigue leyendo

Anuncios