175 mm, 250 millones y tú eres el elegido.

¿Sabías que cada uno de nosotros hemos ganado la carrera más importante que existe?¿y si te digo que esta carrera es la vida? ¿Qué misterio esconde dicha elección?.

Como bien sabemos, el punto de partida y objetivo final, es que el espermatozoide sea capaz de fecundar al ovocito, pero sólo será capaz de alcanzarlo el más hábil y ello, a pesar de que dicha competición comenzó con aproximadamente 250 millones de espermatozoides. Muy pocos serán los elegidos, concretamente uno (aunque, en otras ocasiones, pueden llegar a ser dos y hasta incluso tres, pero son los menos).

Por otro lado, los espermatozoides invertirán 90 días en desarrollarse y adquirir la maduración necesaria, comenzando dicho proceso en los túmulos seminíferos de los testículos (lugar donde se forman) y finalizando en el epidídimo (estructura alargada que conecta los testículos con el conducto deferente). No obstante, la carrera de obstáculos aún ni tan siquiera ha comenzado y es que necesita adquirir, el espermatozoide, un diseño que le permita alcanzar la meta. Es decir, en dicho recorrido hasta el exterior, el espermatozoide compactará su ADN para permitir que la cabeza sea lo más pequeña posible (facilitando su movilidad y el atravesar la cubierta del óvulo), la cola irá adquiriendo el diseño perfecto que le permita una mayor resistencia y velocidad; y por último, la pieza media aumentará su cantidad de mitocondrias para mantener a un nivel alto de energía la eficiencia en el consumo. Y…, hasta aquí la preparación para la maratón de obstáculos de la vida.

¿Por qué el elegido es tan sólo uno (salvo excepciones)?¿de 250 millones tan sólo alcanza la meta uno?¿todos parten en igualdad de condiciones? Para responder a estas y otras preguntas, es necesario pensar que dicha carrera no es sólo de velocidad sino también de resistencia y es que los espermatozoides con defecto alguno se quedarán en el camino, pudiendo tan sólo continuar en dicha carrera por la vida aquellos que, además de velocidad y resistencia, sean capaces de superar los obstáculos. Pero, ¿de qué obstáculos hablamos?.

Entre otros, las dificultades con las que los espermatozoides se van a encontrar son: pH  vaginal (es muy ácido), acción inmunológica (los glóbulos blancos intentan destruir a los espermatozoides y estos los marcan como invasores), el moco cervical (las secreciones del cérvix y el flujo vaginal varían tanto su consistencia como textura a lo largo del ciclo femenino, motivo por el que existe un ciclo con mayores facilidades o dificultades para la fecundación) y, por último, las barreras físicas (la propia anatomía interna del órgano reproductor femenino, supone en sí misma, un laberinto para los espermatozoides).

¿Son todo obstáculos y dificultades? No, el espermatozoide se ha preparado para dicha maratón y por ello, el líquido seminal que le acompaña actuará no sólo como neutralizador del pH ácido, también le proporcionará los azúcares necesarios para ser eficiente en su energía y, además, también posee la función de escudo protector contra los glóbulos bancos. Por otro lado, el óvulo intentará facilitarle en la medida de lo posible el camino y por ello, liberará moléculas y señales a los espermatozoides para no demorar el encuentro.

Lo más curioso es que dicha carrera de obstáculos es de tan sólo 175 mm de longitud y los espermatozoides (de 55 micras de longitud) invertirán tres días para sortear todos y cada uno de los impedimentos que la propia naturaleza les impone, siendo sólo el más hábil el que se enfrentará al 25% de probabilidad para la fecundación. Dicho camino, podría ser recorrido por los espermatozoides en 44 minutos, pues la velocidad de salida es de 4mm/minuto, pero las numerosas pruebas a las que se ven sometidos para su elección lo demoran, en la práctica, hasta los tres días.

Nuestra carrera de obstáculo no termina ahí, pues en nuestro día a día nos encontramos con otras tantas dificultades que son necesarias superar. Felicidades, eres el elegido. En tu nacimiento te acompañará la felicidad de aquellos que te llamaron y además, en tu día a día. Disfruta, no te estreses, ya lo conseguiste una vez, eres el vencedor de la carrera más dura que existe. ¿Verdad?

Anuncios

Un pensamiento en “175 mm, 250 millones y tú eres el elegido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s