Hablando de estornudar…

Un estornudo nunca viene solo y es que, tras el primero, pueden venir dos e incluso hasta siete. Sé de gente que comienza a estornudar y, uno tras otro, poder llegar a un número que le caracteriza sólo a él, por lo que tras contarlos podemos decirle eso de… ¡Salud! e incluso comenzar las risas de “¡es que eres tú!”. Por regla general, suelen ser tres los estornudos y no por ello significar que estemos resfriados. ¿Por qué son sólo tres?

Foto de Huskyherz (galería de pixabay.com)

La verdad es que un estornudo no tiene ningún misterio, es algo muy común, es decir, una simple reacción que tiene nuestro organismo ante algo diminuto: una partícula de polen, pimienta, polvo,…. Lo curioso llega cuando dicha partícula alcanza nuestra mucosa nasal y como consecuencia de ello, una desencadenada liberación de histaminas comienzan a irritar las células nerviosas que tenemos en dicho conducto respiratorio, acto seguido, comenzamos a estornudar.

Hasta ahora, lo único que podríamos decir es que nuestro cerebro, mediante el estornudo, intenta expulsar el cuerpo extraño que, por sorpresa, ha entrado en nuestro conducto respiratorio, es decir, en la nariz. El cerebro, para llevar a cabo dicha acción, se lo comunica al diafragma y este, aumenta la presión en los pulmones para intentar expulsarlo a través de una potente liberación de aire y saliva, pero… ¿sólo tres estornudos?

En cuanto al número de estornudos, los llamo…”preparados, listos, ya” y es que el primero intenta separar las partículas de las mucosas, con el segundo estornudo llega el primer intento de expulsarlo y, tras fallar, llega el tercero para limpiar por completo las fosas nasales. Por cierto, dicha acción va acompañada de un movimiento de cabeza y es que dicho movimiento hacia delante, ayuda a expulsar los elementos irritantes que han intentado conquistar nuestro organismo.

Y ahora, un dato para impresionar. 70 Km/h es la velocidad que llega a alcanzar el aire que expulsamos al estornudar y además, la saliva que lo acompaña es capaz de recorrer 7 metros. No obstante, esto no somos capaces de verlo y es que cerramos los ojos al estornudar, como si nos diese vértigo dicha velocidad. Bueno, lo cierto es que los nervios que controlan los ojos y la nariz se encuentran relacionados y por ello, un estímulo en uno produce una respuesta inmediata en el otro.

¿Cuántos estornudos te caracterizan?¿eres capaz de estornudar con los ojos abiertos? Por cierto, si por algún casual has estornudado en el transcurso de la lectura…¡Salud!

 

Anuncios

2 pensamientos en “Hablando de estornudar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s