¡Con las alas mojadas!

Este fin de semana, entre la lluvia y el sol, he podido comenzar a disfrutar de la playa y es que las temperaturas ya lo van pidiendo. Durante uno de mis paseos y mientras chapoteaba en la orilla con mi peque, es cuando me ha surgido la curiosidad de la semana, es decir, algo más que poder explicarle a mi hijo entre juego y juego. ¿Por qué unas aves presentan serias dificultades para volar una vez se han mojado su plumaje y otras, en cambio, no?.

Fotografía de ramicm

Sigue leyendo

Anuncios