¡Cuándo cerramos los ojos!

Parece un simple acto reflejo, algo sin importancia, algo así como encender y apagar la luz, pero tan rápido que en 0,3 segundos ha terminado y luego, vuelta a empezar. Lo cierto es que podría decir que parece irse la vida en ello, luego vuelve y un instante después, vuelve a irse, es decir, va y viene la luz, pero en una de esas idas y venidas, concretamente en la oscuridad, también hay luz, aunque tan sólo sean puntos de luz. Por cierto, me estoy refiriendo a cuando parpadeamos, esos instantes en los que cuando cerramos con fuerza los ojos, vemos como pequeños puntos de luz, ¿a qué es debido?

Galería de pixabay.com (autora: Anna)

Sigue leyendo

Anuncios