Cebolla = llorar

En más de una ocasión, seguro que te has puesto a llorar como un descosido y sobre todo, al cortar una cebolla. Lo cierto es que eso de cortar una cebolla no tiene nada de triste y mucho menos para echarse a llorar, aunque hay cebollas y cebollas. Entonces… ¿por qué?. Y si te digo que el culpable es la química, me preguntarás eso de… ¿qué papel juega la química en este hecho?.

Foto de costanzimarco.

Sigue leyendo

Anuncios