¡Tenedor!

En nuestro día a día hacemos uso de una gran cantidad de inventos, unos reconocidos socialmente más que otros y sin embargo, todos y cada uno de ellos nos facilitan en mayor o menor medida nuestra vida. En ocasiones, algunos parecen ser ideados por una princesa y ese pensamiento es el que me vino a la mente cuando, disponiéndome a comer, cogí el tenedor que perfectamente colocado y según protocolo, se encontrada acompañando a los demás cubiertos. ¿Inventó el tenedor una princesa?¿cuándo se popularizó el uso del tenedor?.

El autor de la foto es fill.

El autor de la foto es fill.

Sigue leyendo

Mi reloj tiene mal los números.

Esta semana me he dado cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, aunque esto no siempre es así pues en determinadas ocasiones este parece detenerse, es decir, “toda la adolescencia puede concentrarse en el instante del primer beso y, sin embargo, vivimos el minuto previo a un diagnóstico como una eternidad”. No obstante, nunca nos paramos realmente a ver cómo pasa el tiempo y por ello, cuando uno se para realmente a ver el cómo pasan los segundo y con ello los minutos hasta completar las horas se da cuenta de que el reloj tiene un aparente fallo, pues el número 4, cuando sus números son con la escritura romana, no aparece de la forma correcta IV, sino como IIII. ¿Por qué, casi siempre, cuando el reloj tiene sus números con la escritura romana, el número 4 no aparece de forma correcta “IV” sino como “IIII”? ¿a qué se debe este posible fallo?.

¿Por qué, casi siempre, cuando el reloj tiene sus números con la escritura romana, el número 4 no aparece de forma correcta “IV” sino como “IIII”? ¿a qué se debe este posible fallo?.

¿Por qué, casi siempre, cuando el reloj tiene sus números con la escritura romana, el número 4 no aparece de forma correcta “IV” sino como “IIII”? ¿a qué se debe este posible fallo?.

Sigue leyendo